Consejo

Falta de fertilizante en pepinos.

Falta de fertilizante en pepinos.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los pepinos son muy exigentes con la composición del suelo. Necesitan muchos minerales en una cantidad equilibrada. El exceso o la deficiencia de oligoelementos se refleja en la intensidad del crecimiento de las plantas, el rendimiento y el sabor de las verduras. Un jardinero competente siempre podrá determinar el problema por los signos externos que aparecen en las hojas y frutos de la planta. Para los agricultores novatos, intentaremos determinar con más detalle los síntomas de los pepinos con falta de fertilizantes y su exceso, así como las formas de resolver el problema.

Sustancias necesarias

Los requerimientos de micronutrientes de los pepinos dependen de la temporada de crecimiento. En general, una planta necesita todos los minerales en una cantidad u otra. Los pepinos son intolerantes solo al cloro.

Nitrógeno

Este microelemento es esencial para todos los cultivos de plantas, incluido el pepino. El nitrógeno permite que las plantas aceleren el crecimiento de masa verde. Es por eso que los pepinos necesitan especialmente nitrógeno en una etapa temprana de la temporada de crecimiento para formar una cantidad suficiente de hojas. Las plántulas y las plantas jóvenes plantadas en el suelo después del enraizamiento se alimentan con nitrógeno.

En el futuro, el uso de nitrógeno puede afectar negativamente el rendimiento de los cultivos. Con un exceso de esta sustancia, los pepinos comienzan a "engordar", aumentando el exceso de vegetación, sin la formación de ovarios. Las hojas de la planta se vuelven de color verde oscuro. Es posible corregir la situación y reducir la cantidad de nitrógeno lavando el suelo (riego abundante regular).

¡Importante! El nitrógeno tiende a acumularse en los pepinos, por lo que, luego de la aparición de los ovarios, se debe reducir el uso de apósitos con este microelemento.

La falta de nitrógeno en el suelo se puede entender por los siguientes signos:

  • no se forman nuevos brotes en pepinos, los existentes crecen mal;
  • las hojas que se forman en el tallo principal son de tamaño pequeño;
  • las hojas viejas adquieren un color verde claro y luego amarillo claro, con el tiempo se caen;
  • se reduce el número de flores y ovarios;
  • maduración de pepinos pequeños con relleno insuficiente.

Al observar tales síntomas en las plantaciones de pepinos, se debe tener cuidado de aplicar fertilizantes foliares o de raíz con un alto contenido de nitrógeno.

Fósforo

El fósforo en las plantas es el principal responsable del crecimiento y desarrollo del sistema radicular. Sin fósforo, los pepinos no pueden absorber otros micronutrientes del suelo, lo que conduce a una "inanición" generalizada de las plantas. Este oligoelemento es necesario en todas las etapas del cultivo de pepinos y especialmente después de plantar plántulas en el suelo. Es por eso que, durante el período de preparación del suelo, debe cuidar la introducción de fósforo. Además, los fertilizantes fosfatados deben usarse durante la floración, la formación de ovarios y la maduración de los pepinos. La cantidad de oligoelementos debe ser moderada.

Los signos de falta de fósforo en los pepinos son:

  • decoloración de las hojas maduras existentes. Se vuelven azulados o rojos;
  • las hojas jóvenes y formadas se hacen más pequeñas;
  • el crecimiento de nuevos brotes se ralentiza;
  • el número de ovarios disminuye y los pepinos existentes maduran lentamente.

Cabe señalar que la falta de fósforo en los pepinos es extremadamente rara. Como regla general, esto sucede cuando se cultivan pepinos en suelos agotados con un mayor nivel de acidez.

El exceso de fósforo también afecta negativamente el crecimiento y el rendimiento de los pepinos. Los signos de una cantidad excesiva de este oligoelemento son:

  • crecimiento acelerado de una planta con un número insuficiente de hojas y brotes laterales;
  • las hojas de pepino adquieren un tinte amarillo claro, se pueden observar manchas necróticas en su superficie;
  • El riego intempestivo del cultivo conduce a un marchitamiento agudo.

Demasiado fósforo evita que el potasio se absorba correctamente. Por lo tanto, los signos de falta de potasio también pueden indicar un exceso de fósforo.

Potasio

Los fertilizantes potásicos son de particular importancia para los pepinos. Este oligoelemento permite que los micronutrientes viajen desde las raíces hasta las hojas y los frutos, mientras acelera la maduración de los pepinos. Es por eso que los fertilizantes de potasio se aplican al suelo antes de plantar las plántulas y en el proceso de maduración de la fruta. Sin potasio, el crecimiento y desarrollo normal de las plantas en todas las etapas de la temporada de crecimiento es imposible.

Una cantidad suficiente de potasio en el suelo es la clave para una cosecha sabrosa. Los pepinos en este caso son sabrosos, dulces, crujientes. Además, el potasio hace que el cultivo sea más resistente a las inclemencias del tiempo, enfermedades y plagas.

Puede determinar la falta de potasio en el suelo mediante una serie de signos:

  • las hojas de la planta se vuelven de color verde oscuro;
  • los látigos de la planta se estiran fuertemente;
  • los pepinos prácticamente no forman un ovario;
  • se forma un borde amarillo seco en las hojas de la planta;
  • los pepinos maduros están sobrecargados de agua y tienen un sabor amargo.

Por lo tanto, sin suficiente potasio, no se puede obtener una buena cosecha de pepinos. Las frutas se cuajarán en pequeñas cantidades y tendrán un sabor de mala calidad.

Un exceso de potasio en los pepinos es raro. Sus síntomas son:

  • hojas descoloridas y pálidas;
  • el crecimiento de las plantas se ralentiza;
  • los entrenudos se vuelven largos;
  • Se pueden observar manchas de mosaico en la superficie de las placas de las hojas con una fuerte "inanición" de potasio. Con el tiempo, el follaje dañado se cae.

El exceso de potasio detiene el suministro de nitrógeno, lo que hace que la planta ralentice su crecimiento. La ingesta de otros oligoelementos también se ralentiza.

Es posible determinar la deficiencia de minerales no solo por las hojas y la intensidad del crecimiento de la planta, sino también por los propios pepinos. Con la falta de uno u otro microelemento, muestran una fealdad de cierta naturaleza.

En la figura, en el primer y segundo caso, se muestra la deficiencia de nitrógeno. La forma del tercer pepino indica falta de potasio. Los ovarios de los pepinos numerados 4 y 5 fueron polinizados incorrectamente y, por lo tanto, los frutos tomaron tales formas. La forma del sexto pepino indica la falta de todo un complejo de sustancias.

Falta y exceso de otros oligoelementos.

Son el nitrógeno, el fósforo y el potasio los que juegan el papel más importante en el proceso de cultivo de pepinos. Los fertilizantes que contienen estos microelementos en una cantidad equilibrada deben elegirse para la nutrición de las plantas. Sin embargo, en algunos casos, en suelos agotados, los pepinos pueden carecer de otros nutrientes:

  • Con la falta de boro, aparecen marcos amarillos en las hojas. Las flores y los ovarios, al no tener tiempo de aparecer, se marchitan y se caen. Aparece un característico surco de luz en los pepinos formados. La forma de la fruta es curva. El exceso de boro hace que los bordes de las hojas se sequen y se encrespen como un dosel.
  • La falta de magnesio se manifiesta por una coloración desigual de la hoja de la planta. En él, puede observar simultáneamente puntos claros y oscuros. Con un exceso de magnesio, el color de las hojas se vuelve oscuro, comienzan a curvarse hacia arriba.
  • Si las venas de las hojas se abultan y adquieren un color verde oscuro, pero al mismo tiempo la hoja se vuelve pálida, entonces vale la pena hablar de la falta de manganeso. Una cantidad excesiva de este oligoelemento tiñe de rojo las venas de las hojas. El espacio entre las venas también está cubierto de puntos marrones. La intoxicación severa por manganeso conduce a un cese del crecimiento y luego a la muerte completa de la planta.
  • Un borde amarillo y seco en las hojas que se vuelve marrón con el tiempo es un signo de deficiencia de calcio. Al mismo tiempo, las propias hojas de pepino son pálidas, letárgicas, retorcidas. El exceso de calcio conduce a la clorosis. Aparecen manchas pálidas, necróticas y redondeadas en las hojas de los pepinos. El boro y el manganeso dejan de ingresar a la planta, lo que significa que con el tiempo se pueden observar síntomas de deficiencia de estas sustancias.

Cuando aparece uno de los signos de "inanición", es necesario agregar inmediatamente el oligoelemento que falta. La fuente en este caso puede ser fertilizante mineral, materia orgánica u otros medios disponibles. Puede aplicar el apósito superior regando en la raíz o rociando. Al elegir un método de aplicación de apósitos, debe recordarse que al rociar, el consumo y la síntesis de sustancias pasa mucho más rápido, lo que significa que el efecto de tales eventos se notará casi de inmediato. Para evitar la aparición de una deficiencia de una sustancia en particular, es necesario alimentar regularmente a los pepinos con fertilizantes complejos.

Variedad de fertilizantes

Muchos jardineros prefieren alimentar a los pepinos exclusivamente con fertilizantes orgánicos. El gordolobo, las infusiones de estiércol y los excrementos de aves para ellos son las principales materias primas para crear aderezos. Sin embargo, en el caso de los pepinos, dichos fertilizantes no son suficientes, ya que la materia orgánica contiene mucho nitrógeno y una cantidad insuficiente de otros oligoelementos. Por eso, incluso cuando se utiliza materia orgánica, no se debe descuidar los suplementos minerales.

En las tiendas agrícolas, a los jardineros se les ofrecen preparaciones complejas y ciertos nutrientes. Dependiendo de la tarea en cuestión, se debe seleccionar uno o más de ellos:

  • Las fuentes de nitrógeno son el nitrato de amonio y la urea, a veces denominada urea. Para una sola aplicación al suelo, estas sustancias se diluyen en un balde de agua en una cantidad de 10-20 gy 20-50 g, respectivamente. La concentración de aderezo depende en gran medida de la edad de la planta y su estado.
  • Para alimentar pepinos con fósforo, a menudo se usa superfosfato. Este oligoelemento se introduce en el suelo a razón de 40-50 g / m2.
  • Para compensar la falta de potasio en los pepinos, puede usar sulfato de potasio o magnesio y potasio (una combinación de potasio y magnesio). Estas sustancias no contienen cloro nocivo para los pepinos. Se prepara una mezcla nutricional a partir de ellos en una concentración del 1-3%. Se encuentra una gran cantidad de potasio en la ceniza de madera, que se puede usar en forma seca o líquida (infusión) para alimentar pepinos.
  • La deficiencia de boro se puede compensar con ácido bórico o con una preparación especial Biochelat-Bor. La concentración de boro en el aderezo no debe exceder el 0.02%. Por ejemplo, solo se agregan 0,2 g de la sustancia a 1 litro de agua. El boro es tóxico y, si se excede la dosis, puede afectar negativamente el crecimiento y desarrollo de los pepinos.
  • Puede saturar pepinos con magnesio usando magnesio potasio. Durante la temporada, en varias etapas, esta sustancia debe agregarse en la cantidad de 15-20 g por cada 1 m2 tierra. La harina de dolomita y la ceniza de madera también contienen una gran cantidad del oligoelemento. Consumo de estas sustancias por temporada por 1 m2 el suelo debe ser de 20-50 y 30-60 g, respectivamente.
  • El manganeso para pepinos se puede obtener diluyendo una solución débil de color rosa claro de permanganato de potasio (permanganato de potasio).
  • El calcio se puede agregar al suelo usando carbonato de calcio en una cantidad de 5-7 kg por 10 m2 tierra. Además, un oligoelemento se encuentra en la tiza, la harina de dolomita, la ceniza de madera. Para alimentar pepinos en casa, puede hacer harina de cáscara de huevo.

Para alimentar pepinos, puede usar una sustancia específica o preparar una mezcla compleja de oligoelementos en las concentraciones requeridas. Al preparar fertilizantes para plantas jóvenes, se debe tener especial cuidado ya que son muy sensibles a las sobredosis.

A la venta puede encontrar fertilizantes combinados que combinan los oligoelementos necesarios en una cierta cantidad. El más utilizado de ellos es Ammophoska, un fertilizante de tres componentes que contiene nitrógeno, potasio y fósforo. Puede preparar dicha mezcla usted mismo mezclando nitrato de amonio (10 g), superfosfato (30 g) y sulfato de potasio (15 g). Las sustancias deben diluirse en agua y usarse para fertilizar plantas por 1 m2 tierra.

¡Importante! Al cultivar pepinos, debe recordarse que el cultivo es intolerante al cloro. Es por esta razón que las sales de potasio, el cloruro de potasio no deben usarse para alimentar pepinos.

Alimentando pepinos

El aderezo de pepinos debe realizarse desde el momento en que aparecen 2 hojas verdaderas. Para tales plántulas, se necesita todo un complejo de oligoelementos, que incluyen nitrógeno, potasio y fósforo. Las plantas jóvenes se pueden fertilizar con preparaciones complejas, por ejemplo, Agricola, Bio-master, Topers.

En el video se muestra un ejemplo del uso de fertilizantes tan complejos:

Antes de plantar plántulas de pepino, el suelo debe fertilizarse para que contenga todos los oligoelementos necesarios para el crecimiento normal de la planta. Entonces, en el otoño, se deben agregar al suelo fertilizantes orgánicos con un alto contenido de nitrógeno. Puede ser estiércol podrido o fresco, humus. En la primavera, justo antes de plantar pepinos, se deben agregar al suelo fertilizantes que contengan fósforo y potasio. Estos oligoelementos permitirán que las plantas echen raíces mejor en nuevas condiciones.

Una semana después de la siembra, los pepinos deben alimentarse con fertilizantes nitrogenados. Estimulan el crecimiento de pepinos y permiten que las plantas acumulen su masa verde. Durante la floración y la formación de los ovarios, se debe aplicar un complejo de fertilizantes que contenga una gran cantidad de potasio, fósforo, boro y un poco de nitrógeno. Dichos fertilizantes combinados deben usarse hasta el final de la temporada de crecimiento.

Durante todo el período de cultivo de pepinos, se deben realizar 3-4 aderezos básicos. En los intervalos entre ellos, se recomienda introducir adicionalmente micronutrientes rociando y regando con soluciones de baja concentración.

Resumamos

Después de haber decidido obtener una buena cosecha de deliciosos pepinos, debe abastecerse de ciertos conocimientos. Entonces, de acuerdo con las hojas y frutos de los pepinos, debe comprender y determinar la falta de una sustancia en particular. Esto permitirá eliminar los problemas de manera oportuna y evitar un mayor desarrollo de la inanición de micronutrientes, porque la falta de una sustancia puede provocar el cese del suministro de otras sustancias, lo que conducirá a una parada en el crecimiento y la posible muerte del planta. Durante toda la temporada de crecimiento, un agricultor cuidadoso debe realizar repetidamente una fertilización compleja, que no solo evitará el hambre, sino que también garantizará altos rendimientos y el buen sabor de los pepinos.


Ver el vídeo: Rápida producción en 15 días con este fertilizante organico (Enero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos