Consejo

Preparar arándanos para el invierno: cómo cuidar, cómo cubrir.


Las pequeñas bayas de color púrpura oscuro del arándano de jardín son buenas para la vitamina C, ricas en vitaminas naturales y antioxidantes. El cultivo de arándanos en un jardín o cabaña de verano tiene características asociadas con los rasgos característicos de la cultura. El cuidado de los arándanos en otoño es importante para un crecimiento continuo y una cosecha estable.

Cuándo plantar arándanos de jardín: primavera u otoño

Los arbustos de arándanos silvestres crecen principalmente en áreas donde prevalece el clima frío templado. En parcelas de jardín, se cultiva como arbusto único o en plantaciones enteras, si el tamaño lo permite. Con la plantación adecuada y el cumplimiento de las reglas de cuidado, los arbustos comienzan a dar frutos de manera estable en el segundo y tercer año de existencia.

El momento de plantar plántulas de arándanos depende de los rasgos característicos del cultivo de arbustos. El tronco del árbol se extiende hasta 1,2 m, el sistema de raíces fibrosas no tiene pelos que ayuden a los árboles y arbustos a recibir nutrición del suelo, por lo que la formación de la parte aérea de la planta es lenta.

Para que el arbusto eche raíces y eche raíces, los arándanos de jardín se pueden plantar en el sitio en otoño o primavera. El momento de la siembra se elige teniendo en cuenta que el árbol se adapta antes del inicio de las heladas. En primavera, los arándanos se plantan solo antes de que los brotes se hinchen en las ramas. Muchos jardineros creen que plantar arándanos de jardín en otoño es preferible a la primavera porque no tienen que cuidar los arbustos durante el período primavera-verano, cuando los insectos son comunes en el sitio, lo que interfiere con la adaptación de los arbustos y contribuye a la transferencia de enfermedades.

Cómo plantar arándanos en otoño.

La plantación de arándanos en otoño está asociada con la preparación posterior al invierno. Esto significa que es necesario calcular correctamente el período para que haya suficiente tiempo para la preparación y adaptación. En el otoño, se plantan plántulas de arándanos, que se cultivan a partir de un arbusto adulto durante el invierno, o plántulas que están en macetas.

Tiempo recomendado

Para plantar arándanos de jardín en el otoño, se eligen días cálidos durante la segunda quincena de septiembre, la primera quincena de octubre. El momento depende de las características climáticas de la región. Antes del inicio de las temperaturas bajo cero, debe haber unos 30 días. Este período será suficiente para el enraizamiento y adaptación de la cultura.

Selección del sitio y preparación del suelo

Los arándanos crecen en parcelas de jardín donde los arbustos reciben suficiente luz solar. Además, al elegir un sitio, se observan las siguientes reglas:

  • excluir lugares con vientos a través;
  • elija territorios planos;
  • evite los lugares con un nivel freático alto para que el sistema de raíces de la planta no se humedezca constantemente;
  • Tenga en cuenta que no hay plantaciones de árboles frutales y de bayas altos junto a los arándanos, que pueden dar sombra a los arbustos de bayas con sus copas.

Los suelos ácidos son adecuados para plantar arándanos. Los indicadores de acidez del suelo deben estar dentro del rango de 3,5 a 4,5 ph. Los suelos sueltos y ligeros son adecuados para los arándanos, esto hace posible que la humedad se absorba más rápido y contribuye al desarrollo activo de un sistema de raíces fibrosas.

La preparación del suelo para los arándanos depende de la composición original.

Tipo de suelo

Capacitación

Franco ligero con depósito de agua subterránea a una profundidad de unos 2 m

Cavar hoyos de plantación de 60 cm de ancho y 40 cm de profundidad.

Suelo arcilloso pesado

Se cava un hoyo de 10 centímetros, se cubre con arena, turba y aserrín, la plántula se planta en el montículo formado para que el sistema de raíces quede enterrado al nivel del suelo. El arbusto se cubre con una capa alta de aserrín.

Arena y turba

Se cava un hoyo de 1 m de ancho, 50 cm de profundidad, cubierto con una capa de una mezcla ácida nutritiva (turba, aserrín, agujas, arena), luego se coloca una plántula, cubierta con el suelo restante.

Para aumentar la acidez del suelo en cualquier área, los métodos de acidificación se utilizan de forma independiente. Para ello, se utilizan aditivos de polvo seco de azufre o una solución de ácidos oxálico o cítrico.

¡Consejo! Para la acidificación, tome 1 cucharadita de ácido cítrico por 3 litros de agua.

Selección y preparación de plántulas.

El material de siembra para plantar en el otoño se compra en viveros especializados. Se considera que la mejor opción son arbustos de 2 a 3 años. Al mismo tiempo, se eligen variedades de bayas que tienen en cuenta las características de la zona climática. Para Siberia y los Urales, se eligen variedades que sean capaces de soportar bajas temperaturas. Las ramas de las plántulas deben ser fuertes y saludables, libres de daños y manchas.

Las plántulas en contenedor cubren las raíces de la inspección, por lo que están especialmente preparadas al plantar. El recipiente se derrama unas horas antes de plantar, luego se saca con cuidado un terrón de tierra. El sistema de raíces de los arándanos durante el desarrollo puede doblarse hacia adentro debido a la flexibilidad de las raíces. Al plantar, las raíces se enderezan para que se dirijan hacia abajo y se ubiquen libremente a lo largo del hoyo de plantación.

Cómo plantar correctamente los arándanos en el otoño

A la plantación de arándanos en otoño le sigue un cuidado especial relacionado con la temporada, así como la preparación para el invierno. La velocidad de adaptación depende de si el aterrizaje se realizó correctamente.

Para una plántula de tamaño mediano, excave un hoyo de 50 por 50 cm de tamaño.En terrenos de jardín que están sujetos a acidificación activa, se elige un método de siembra especial utilizando un barril de plástico de 200 litros. Se coloca en el fondo del pozo de siembra, cubierto con una capa de drenaje. Puede tomar de 10 a 20 cm. Luego se vierte una pequeña capa de la mezcla de nutrientes.

La plántula se coloca en el centro del hoyo de plantación, se llena con la mezcla de nutrientes preparada y se apisona. Quedan aproximadamente 1,5 m entre los arbustos, las raíces suelen crecer en ancho, por lo que necesitan mucho espacio. La distancia entre filas se amplía a 2 m.

Después de regar los arbustos, se recomienda que las bayas cubran el suelo alrededor. Para el mantillo, se eligen materiales ácidos: turba agria, corteza de coníferas, aserrín de coníferas podrido. El mantillo protege el suelo de la congelación, la pérdida de humedad y evita que las malas hierbas se propaguen.

Cómo cuidar los arándanos en otoño.

Al plantar bayas en el otoño, el cuidado de los arbustos antes del invierno lleva menos tiempo que el cuidado de primavera y verano. Durante este período, debe cuidar el riego y la alimentación correctos de la planta.

La capa superior del suelo durante el período de adaptación debe estar moderadamente húmeda. La cantidad de humedad consumida depende directamente del clima otoñal. Durante los días lluviosos y nublados, no se debe realizar un riego adicional del suelo, para no humedecer demasiado las raíces.

El clima seco requiere un riego semanal, unos 10 litros de agua por cada arbusto plantado.

En otoño, se agrega al suelo sulfato de potasio o nitrato de potasio. Las soluciones líquidas no son adecuadas para la fertilización. Los complejos se aplican con gránulos secos y se desentierran con el suelo. En otoño, no se recomienda fertilizar los arándanos con mezclas que contengan nitrógeno, son adecuados para la alimentación de primavera.

Además, una técnica agrícola importante a la hora de cuidar los arándanos en otoño es la poda completa de los arbustos plantados:

  • las ramas débiles y dañadas se cortan por completo;
  • corte las ramas fuertes y sanas por la mitad.

Cómo esconder los arándanos para el invierno.

En invierno, los arándanos están protegidos de la congelación. Las variedades híbridas que están hechas para temperaturas bajo cero también están cubiertas para evitar la pérdida de arbustos de arándanos del jardín.

La preparación para el invierno comienza en el otoño después del desembarco e incluye varias etapas sucesivas:

  • Regando. El riego de los arándanos antes del invierno es abundante. Activa la brotación primaveral. El riego abundante de otoño es la cantidad total de humedad que alimentará al arbusto en invierno.
  • Mantillo. Si, después de plantar, el suelo no se cubrió con mantillo, esto debe hacerse en preparación para el invierno. El mantillo cumple con el deber de mantener el calor y la humedad del suelo. Teniendo en cuenta la peculiaridad del desarrollo del sistema de raíces del arándano, el mantillo también ayuda a evitar que las raíces se congelen.
  • Acidificación del suelo. Si, después de la siembra, existe la sospecha de una disminución en la acidez del suelo, también se acidifica en otoño cálido. Con el inicio del otoño lluvioso y frío, la acidificación se traslada a la primavera.
  • Poda. El arbusto de arándanos se poda en otoño sin remordimientos. En primavera, las ramas descongeladas comenzarán a crecer activamente y en invierno no podrán congelarse con una poda correcta y oportuna.

Para refugio de invierno, se utiliza arpillera o agrofibra. El material del refugio adicional debe ser denso, pero permeable al aire, para que la pudrición no comience dentro del refugio.

Los arbustos cortados se envuelven en material, se atan con hilos de nailon y se aseguran con opresión adicional.

Los arbustos adultos comienzan a doblarse hacia el suelo con anticipación para que las ramas se doblen bien y no se rompan después de amarrar. Cuando las ramas yacen libremente en el suelo, se cubren, se atan y se colocan soportes adicionales. Tablas pequeñas y pesadas, ladrillos son adecuados para esto.

Cuando cae nieve, los ventisqueros recolectados se aplican adicionalmente a los arbustos cubiertos. Se convertirán en una capa protectora natural contra la congelación. Sobre esto, el cuidado de los arándanos en invierno se puede considerar terminado.

En primavera, la nieve se quita antes de que se derrita. Luego comienzan a quitar refugios adicionales para que el arbusto no se cubra con condensación a temperaturas bajo cero.

Qué errores cometen los jardineros cuando esconden los arándanos para el invierno

Los jardineros novatos y experimentados no son inmunes a los errores comunes al cultivar un cultivo de bayas. Mucha gente se pregunta cuándo es mejor plantar arándanos: en primavera u otoño, qué hacer al plantar en otoño, si el arbusto tendrá tiempo de adaptarse antes de las heladas. Un error es la declaración de los jardineros novatos: "Si plantamos arándanos en el otoño, entonces no requieren ningún mantenimiento". Este es un error común.

Errores típicos que se pueden encontrar en el camino del cultivo de arándanos:

  • Exceso de humedad. El riego abundante antes del invierno no debe llevar el suelo a un estado pantanoso. Si el agua no tiene tiempo para absorberse antes de que baje la temperatura, en invierno el arbusto de arándanos se congelará.
  • Exceso de ácido. Con la acidificación otoñal del suelo, un mayor contenido de ácido conduce a un aumento de la acidez del suelo. Esto afecta negativamente la invernada y perjudica el desarrollo posterior del arbusto.
  • Aflojamiento. El aflojamiento previo al invierno no debe ser más profundo de 3 cm. Una excavación más profunda del suelo puede dañar el sistema radicular, que se encuentra cerca de la superficie del cultivo.

Conclusión

Cuidar los arándanos en otoño es un complejo de técnicas agrotécnicas. Su posterior adaptación depende de cómo fue la siembra de plántulas en otoño. El refugio para el invierno y el cuidado antes del invierno de los arbustos maduros ayudan a preservar los arbustos sin pérdida y a prepararlos para la brotación de primavera.


Ver el vídeo: Deshidratación de Arándanos para el invierno - Parte 1 (Noviembre 2021).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos