Consejo

Verbena: plantando plántulas, creciendo en casa.


La verbena es una cultura decorativa popular de la familia Verbenov. Se diferencia en hermosas inflorescencias corimbosas con un olor y color agradables que van del blanco rosado al amarillo, rojo o morado oscuro. Para cultivar un cultivo en su área, puede usar el método de semillas, especialmente porque otros métodos a veces resultan ineficaces. Es necesario recolectar el material y prepararlo adecuadamente para la siembra. Cultivar verbena a partir de semillas puede ser una tarea factible incluso para los jardineros novatos, si conoce todos los secretos de la plantación y el cuidado.

Características del cultivo de verbena a partir de semillas en casa.

La plantación de semillas de verbena para plántulas se practica con bastante frecuencia, ya que el método de propagación por esquejes no es adecuado para todas las variedades. Cuando se propaga la semilla, es necesario cumplir con las reglas que ayudarán a cultivar especímenes de pleno derecho.

Como se ven las semillas de verbena

Las semillas de verbena son bastante grandes y aparentemente similares al material de siembra de aster. Los frutos son de color alargado-lineal, diedro, convexo, marrón o pardusco.

Los frutos de verbena son frutos secos prefabricados divididos en cuatro partes

Cómo recolectar semillas de verbena (recolección y almacenamiento)

La forma más fácil de comprar semillas de verbena es en una tienda. Sin embargo, muchos jardineros prefieren recolectar material de siembra por su cuenta. Las semillas se cosechan después de que las cápsulas se secan y adquieren un tinte marrón pronunciado. Este color indica que las semillas están lo más cerca posible de la madurez completa.

Las inflorescencias se cortan con tijeras de jardín, después de lo cual se colocan en hojas de papel limpias y se llevan a un lugar seco.

Para que se sequen por completo, es necesario darles la vuelta periódicamente. Este paso previene el desarrollo de moho. Las semillas se vierten en una caja separada y se almacenan en un lugar fresco y seco. Debe tenerse en cuenta que las semillas pueden no conservar una serie de características de calidad inherentes a la planta madre.

Cuando plantar plántulas de verbena.

Las plántulas de verbena se cultivan de tal manera que las plántulas se plantan a fines de mayo o principios de junio, cuando las heladas de retorno ya no son una amenaza. Las semillas de verbena para plántulas se siembran a fines de febrero o en marzo. Para determinar el día óptimo para plantar semillas, los residentes de verano experimentados usan el calendario lunar.

Plantar plántulas de verbena

La verbena es un cultivo sin pretensiones que crece excelentemente a partir de semillas en condiciones de campo abierto. Por lo general, no se necesita preparación previa a la siembra, pero las semillas de algunas variedades de verbena tienen una cáscara demasiado densa, lo que dificulta la germinación. En tales casos, se utiliza la estratificación (tratamiento en frío). Después de esparcir las semillas en un paño húmedo, se colocan en el refrigerador en una bolsa de plástico opaca durante 3-4 días.

Las semillas de verbena se caracterizan por una germinación desigual; para obtener brotes amigables, necesitan un tratamiento preliminar con estimulantes del crecimiento, como Heteroauxin, Zircon o Epin.

Elección de capacidad

El contenedor de semillas no debe ser demasiado profundo, sino lo suficientemente ancho. Está lleno de tierra preparada previamente. Se nivela la superficie y se compacta el suelo con una pequeña tabla. Las semillas se distribuyen uniformemente por toda el área del suelo con una hoja de papel. No es necesario rociarlos con tierra en la parte superior. En condiciones de temperatura favorables, las semillas comienzan a eclosionar ya en el segundo o tercer día. Después de eso, el recipiente se transfiere a una habitación fresca, ya que a la verbena no le gustan las habitaciones calientes y congestionadas, así como los alféizares de las ventanas con radiadores calientes.

Es preferible germinar las plántulas en recipientes poco profundos hechos de madera o plástico con un número suficiente de orificios de drenaje.

Preparación del suelo

Es mejor plantar semillas de verbena para plántulas en suelo fértil. El suelo debe tener una acidez neutra, además de aireación, friabilidad y alta permeabilidad al agua. Para preparar la mezcla de tierra, tome tierra de jardín, turba y arena en una proporción de 1: 2: 0.5. Puede usar mezclas listas para usar que se venden en las tiendas, seguidas de la adición de arena lavada.

Por cada 4 litros de suelo, se agrega 1 vaso de ceniza de madera, luego de lo cual se tamiza la mezcla. Para neutralizar el suelo de malezas y plagas, se cuece al vapor durante una hora. La desinfección de la mezcla del suelo se realiza con una solución fungicida. Para dotar al suelo de una mayor permeabilidad al aire y capacidad de humedad, se agrega 1 vaso de perlita por cada 2 litros de mezcla. El aumento de la acidez del suelo se puede neutralizar con harina de dolomita o ceniza de madera.

Al desembarcar verbena en campo abierto, debe elegir un lugar con alta iluminación, que esté protegido de manera confiable contra los vientos.

Cómo sembrar verbena para plántulas.

No es necesario preparar agujeros grandes para las semillas. Solo necesitas esparcirlos uniformemente sobre la superficie de la tierra y espolvorearlos con una fina capa de arena fina o humus. El recipiente se llena con tierra, que se riega con una pequeña cantidad de agua tibia y luego se nivela la superficie. Las semillas de verbena se hacen palanca suavemente con un palillo de madera y se transfieren al agujero preparado. Al sembrar verbena para plántulas, se debe dejar una distancia de 2-3 cm entre las semillas, lo que le permitirá crear una plantación con un indicador de densidad normal.

Después de 7-8 días, aparecen brotes de las semillas y después de 2 semanas, los brotes jóvenes se vuelven verdes en hileras delgadas en contenedores.

Cómo cultivar plántulas de verbena.

Para obtener hermosas plantas, necesita conocer los trucos de sembrar semillas de verbena para plántulas. En caso de siembra tardía, el tiempo de floración cambiará. No puede plantar semillas en suelo frío, ya que simplemente se pudrirán en él. No es necesario utilizar un termómetro especial para determinar la temperatura del suelo. Vale la pena prestar atención a los consejos de jardinería más conocidos. Por ejemplo, los azafranes en flor muestran que el suelo se ha calentado lo suficiente.

Se recurre a la siembra en macetas separadas 8 días después de la germinación de las semillas de verbena. El contenedor se puede sacar a la calle solo después de que se haya establecido un clima relativamente cálido sin heladas. Dado que la verbena tiene un sistema de raíces compacto, se puede cultivar tanto al aire libre como en un contenedor. En interior, la verbena conserva sus cualidades decorativas durante 9-10 años. Sin embargo, necesitará un trasplante anual.

Microclima

Las plántulas de verbena toleran temperaturas negativas de hasta -3 ° C, pero en caso de heladas severas, las plántulas morirán. Por lo tanto, es necesario sembrar semillas durante un período en el que las plántulas no se verán amenazadas por las heladas y las fuertes caídas de temperatura. Para obtener los primeros brotes de verbena, puede plantarlos en casa o en condiciones de invernadero. Las semillas, colocadas en recipientes con suelo de humus, se mantienen bajo vidrio o bajo una película a temperaturas de +17 a +21 ° C.

Hasta la aparición de brotes, el mini invernadero debe ventilarse quitando la cubierta de vidrio o polietileno durante 20-30 minutos al día. La condensación acumulada debe eliminarse de manera oportuna con una servilleta. Cuando aparecen los primeros brotes, se puede quitar el material de cobertura. Para que las plantas jóvenes se adapten mejor a los cambios en las condiciones de temperatura externa, se recomienda retirar el recubrimiento de forma gradual, aumentando las horas de ventilación todos los días.

Las plántulas jóvenes requieren largas horas de luz diurna (hasta 14 horas), por lo que las plántulas reciben iluminación adicional.

Riego y alimentación

Los brotes jóvenes de verbena necesitan un riego moderado, porque en caso de exceso de humedad, su sistema de raíces puede pudrirse. Si el suelo está demasiado seco, antes de plantar las plántulas, debe verter un vaso de agua en cada hoyo y esperar hasta que la humedad se absorba por completo. Si la verbena se planta después de la lluvia, no se requiere humedecimiento previo. Después de plantar semillas de verbena para plántulas, hasta la germinación de las plántulas, el riego se realiza exclusivamente con una botella rociadora.

Con el cuidado adecuado, la verbena florece desde mediados del verano hasta principios del otoño. La adición excesiva de fertilizantes al suelo está plagada de retrasos en la floración. La planta necesita una alimentación periódica. La primera aplicación de nutrientes se lleva a cabo antes de la floración, todas las posteriores, cuando la planta florece. Se recomienda fertilizar con una solución compleja no más de una vez al mes. El exceso de nitrógeno afecta el crecimiento abundante de las hojas y retrasa el inicio de la floración.

La planta necesita riego cuando el suelo debajo está completamente seco. De lo contrario, existe un alto riesgo de anegamiento y la aparición de una serie de problemas, como la pudrición del sistema radicular. Cuando aparecen los brotes, el riego se realiza en la raíz con una jeringa. La humedad no debe llegar a las plantas de semillero.

Recogiendo plántulas de verbena

Cuando aparecen las primeras 2-3 hojas en las plantas jóvenes, se colocan en macetas separadas, en las que debe haber orificios de drenaje. También puede verter arcilla fina expandida o guijarros en la parte inferior. La planta requiere profundización de las hojas cotiledóneas, seguida de una cuidadosa compactación del suelo y riego moderado.

Para formar una estructura tupida, después de la aparición del quinto par de hojas, la parte superior se pellizca.

Transferir

Los especímenes desarrollados se extraen del suelo junto con un terrón de tierra y se transfieren a la invernada en el interior. La temperatura ambiente no debe superar los +10 ° C.

Conclusión

Cultivar verbena a partir de semillas no es una tarea fácil, pero sí factible. A algunos jardineros les resulta mucho más fácil propagar un cultivo mediante esquejes. Sin embargo, el método de la semilla tiene una serie de ventajas y, con un enfoque competente, le permite obtener muestras sanas con cualidades decorativas que no son inferiores en belleza a las plantas madre.


Ver el vídeo: 15 PLANTAS QUE PUEDES CULTIVAR FÁCILMENTE EN TU PROPIA COCINA (Enero 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos